Sin besarnos, sin rozarnos

Contigo lo he sentido todo,
sin besarte,
sin encajar ninguna pieza de nuestro cuerpo,
excepto mis brazos,
que están totalmente hechos para entrelazarse entre los tuyos.

He llegado a viajar a Venecia
y a convertirme en góndola
surcando los mares que tus ojos le esconden al Sol
y sólo la Luna tiene la suerte de conocer.

Tuve la cena más romántica con tu corazón
mientras le daba la mano por debajo de la mesa a escondidas a tu alma,
pero no me malinterpretes, nunca voy a rompértelo,
simplemente sé que acabará huyendo de mí algún día,
ya sea porque deje de latir o porque,
como si de una joya se tratara, alguien intente robártelo,
por eso, busco la manera más discreta de quedarme siempre junto a tí,
y cada día me acerco un poco más.

Hemos bailado al ritmo de tu sonrisa
cuando rompía a carcajadas
y sin darme cuenta
se ha convertido en mi banda sonora favorita.

Me has devuelto a la infancia
jugueteando con los dedos de mi mano,
que últimamente no hacen más que buscar los tuyos,
con ellos están bien, muy bien.

Quiero seguir descubriendo cosas contigo,
o descubrirte a tí,
hasta desnudarte completamente el corazón y arrancarle la coraza,
eso sí, te prometo no dañarlo,
yo sé lo que es que te lo destapen
y una vez se cuelan dentro de él,
encuentran libertad para desgarrarlo a su antojo.

Cuidado con las heridas mal curadas
que siempre acaban volviéndose a abrir
cuando se encuentran con quien las causó.

Anuncios

Un comentario en “Sin besarnos, sin rozarnos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s