Caóticamente complementarios

La perfecta definición de caos,
almas similares abrazadas por pensamientos opuestos,
corazones malheridos, aunque peor curados,
en cuerpos con distinto escaparate para la sociedad.

Yo era cordura, mientras tú rebosabas kilómetros de locura,
solíamos llamar magia a lo que nos complementaba
y la felicidad se escondía tras algún cuerpo triste del extrarradio
cuando nos cruzábamos con ella por alguna calle de Madrid.

Jamás olvidé la sonrisa en casa por si el día se tornaba gris,
aunque para eso no teníamos ningún problema,
sino una gran banda sonora, a la que personalmente me apasioné,
aquella risa contagiosa tan peculiar en tí.

Un destino sin ubicación exacta,
descubrían lugares perdidos quienes estaban más que encontrados,
alrededor de terremotos constantes en ambas cabezas,
que sólo eran capaces de silenciar un par de cruces de miradas.

Anuncios

Un comentario en “Caóticamente complementarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s